Línea 1 Línea 2
Línea 1 Línea 2

Causas de pérdida de energía y cómo solucionarlo

8 marzo 2021

El motor de un vehículo produce energía mediante el uso de una mezcla de aire y combustible para lograr la combustión. La energía producida, como resultado de la combustión, se transfiere luego a las ruedas y el automóvil se mueve. El trabajo del motor es realizar esta función repetidamente con la máxima eficiencia. Sin embargo, debido a varias razones, en ocasiones, el motor pierde potencia y experimentamos una pérdida de rendimiento. Esta no es una enfermedad mecánica intratable y puede resolverse mediante un diagnóstico adecuado del problema. Aquí veremos algunas razones de la pérdida de energía y cómo solucionarlas.

Filtro de combustible defectuoso

El filtro de combustible tiene la responsabilidad de filtrar el combustible antes de que ingrese al motor. Si el filtro de combustible se obstruye y el combustible no llega a la cámara del motor en la cantidad correcta, el motor no podrá funcionar a su nivel óptimo. Sentirá una pérdida de potencia al acelerar y, a veces, sacudidas intermitentes. Para resolver este problema, busque el filtro de combustible ubicado en el compartimiento del motor o cerca del tanque de combustible en el maletero de su automóvil. Si el filtro de combustible está obstruido, cámbielo en el taller mecánico más cercano.

Filtro de aire obstruido

Un motor necesita aire limpio para funcionar correctamente. Si entra polvo y otras partículas en la cámara de combustión, el motor puede dañarse. Por lo tanto, para asegurar el flujo de aire limpio al motor, se utiliza un filtro de aire. Este filtro limpia el aire del polvo y otras partículas dañinas, lo que también significa que se estropea después de aproximadamente 3000-5000 millas. Si no lo cambia con frecuencia, seguramente notará una pérdida en el rendimiento de su automóvil.

Escape obstruido

El escape elimina todos los gases nocivos e innecesarios del motor. Cuanto antes el escape excrete estos gases, antes el motor podrá reiniciar la combustión y más potencia podrá generar el motor de su automóvil. Sin embargo, si hay algún tipo de obstáculo en el camino, como un convertidor de gato restrictivo o un escape obstruido, el motor pierde potencia. Puede resolver esto introduciendo un convertidor de gato de alto flujo o ampliando su escape.

Mal funcionamiento del sensor MAF

El sensor de flujo de aire masivo (MAF) mide la cantidad de aire que el automóvil necesita para acelerar. Una vez que obtiene esa medición, envía esta información a la ECU, que notifica al acelerador que se abra en consecuencia. Si el MAF está defectuoso y no mide el flujo de aire correctamente, podría experimentar una pérdida grave de energía. Los sensores pueden desgastarse debido al calor y al polvo. Limpiarlos regularmente puede ayudar a mejorar su función y, a su vez, la eficiencia del motor.

Mal funcionamiento del sensor de oxígeno

El MAF detecta la cantidad de aire que ingresa al motor y el sensor de oxígeno mide la cantidad de gases que salen del motor. Por tanto, se encuentra en el tubo de escape. Si las lecturas del MAF coinciden con las lecturas del sensor de oxígeno, esto significa que su automóvil está en perfectas condiciones de funcionamiento. El sensor de oxígeno también afecta el sistema de inyección de combustible, por lo que su correcto funcionamiento es necesario para el buen funcionamiento de su automóvil. Un sensor de oxígeno que no funcione correctamente hará que el motor queme una mezcla rica a / f que perjudicará su economía de combustible en el proceso. Afortunadamente, los sensores son bastante baratos y fáciles de reemplazar.

Acumulación de carbono en los inyectores de combustible

Los inyectores de combustible introducen combustible en la cámara de combustión. Lo hacen enviando combustible a altas presiones, como un aerosol. Necesitan rociar la cantidad precisa de combustible en la cámara para que se produzca la combustión. Si hay un pequeño error de cálculo, el ciclo de combustión puede interrumpirse y eso puede resultar en una pérdida de potencia y, en el peor de los casos, levas o pistones rotos. Una de las razones más comunes por las que falla el inyector de combustible es la acumulación de carbón debido al combustible de baja calidad. La acumulación de carbón puede dificultar que los inyectores rocíen combustible en los cilindros y eso da como resultado una pérdida de rendimiento. Puede resolver este problema utilizando un limpiador de sistema de combustible de alta calidad.

Bomba de combustible débil

La bomba de combustible entrega combustible desde el tanque de combustible al motor. La bomba de combustible debe ser lo suficientemente potente para poder enviar el combustible a alta presión. Si la presión es baja, los inyectores de combustible no podrán rociar la cantidad correcta de combustible en la cámara de combustión y eso resultará en una pérdida de potencia. Una bomba de combustible defectuosa no planteará problemas a bajas velocidades, pero cuando esté buscando una aceleración rápida, es posible que se quede con ganas. Afortunadamente, las bombas de combustible se reemplazan fácilmente.

Gumout